Cirugía de Hernia Umbilical
CIRUGIA DE HERNIA UMBILICAL EN PUEBLA
Una hernia umbilical es una protrusión del contenido de la cavidad abdominal por un punto débil del anillo umbilical debido a un defecto en el cierre de la pared abdominal. Es una hernia muy común en niños y adultos, especialmente obesos y en mujeres.


La protrusión involucra al intestino delgado, peritoneo y epiplón, y otras vísceras y conlleva una elevada incidencia de estrangulación del contenido herniado. Entre todas las hernias, se presentan en un 2% de los casos. Se hace visible por encima y por fuera de la cicatriz umbilical en la forma de un abultamiento ovalado sobre el ombligo, ocasionalmente doloroso. Además del examen clínico, no es común hacer otros exámenes para diagnosticar una hernia umbilical. Ocasionalmente se ve asociada a diastasis, es decir, separación de los músculos rectos del abdomen.

Las hernias umbilicales son bastante comunes. Se producen por fallos en los músculos del abdomen, que permiten que una porción del peritoneo (revestimiento de la cavidad abdominal) sobresalga y empuje el ombligo hacia afuera.
Se pueden apreciar desde el nacimiento. Son más obvias cuando el bebé llora, ya que al aumentar la presión el bulto es más fácil de ver.
 
Síntomas
 
Una hernia puede variar de menos de uno a más de cinco centímetros de diámetro.
 
Se presenta una hinchazón blanda sobre el ombligo que protruye cuando el bebé está sentado, llora o hace un esfuerzo. La protuberancia puede ser plana cuando el bebé está quieto y acostado boca arriba. Las hernias umbilicales generalmente son indoloras.
 
Tratamiento
 
La cirugía es el único tratamiento efectivo. La debilidad en la capa muscular debe repararse. Sin esta cirugía, es probable que la hernia umbilical se agrande y sea más molesta. Existe un riesgo de que pueda causar complicaciones graves si no se trata en los adultos. El riesgo de las complicaciones aumenta con el tamaño de la hernia. Una vez que se diagnostica una hernia umbilical, el médico de cabecera generalmente recomienda una reparación.
 
Solo una operación quirúrgica puede resolver una hernia umbilical, al menos hasta el momento. Para las hernias más pequeñas, la operación se hace con anestesia local. Para las hernias más grandes y complejas, la operación ocurre bajo anestesia general. Se justifica la reparación quirúrgica en niños si hay evidencia de estrangulamiento de los componentes herniados o el defecto es muy grande y estéticamente notable después de los 3 o 4 años. En otros casos se puede realizar un tratamiento mecánico (pliegue).
 
Principalmente, existen dos tipos de reparación de hernia: abierta y laparoscópica (bocallave). La cirugía laparoscópica generalmente se recomienda si la hernia ha aparecido nuevamente después de una operación anterior.
 
Cirugía abierta
 
Se realiza un pequeño corte justo por encima o debajo del ombligo, y se empuja la hernia hacia atrás. El área débil dentro del músculo se sutura y, a menudo, se sutura una malla sintética por encima para fortalecer aún más la pared abdominal. El corte se cierra con suturas solubles y se cubre con un vendaje.
 
Cirugía laparoscópica
 
Se realizan dos o tres cortes pequeños a un lado del abdomen. El cirujano introducirá una cámara telescópica similar a un tubo (laparoscopio), de manera que podrá ver su hernia en un monitor. La hernia se repara con instrumentos quirúrgicos especialmente diseñados que se pasan a través de los demás cortes. Se fija una malla sintética debajo de la superficie de los músculos abdominales para fortalecer la pared abdominal. Los cortes se cierran con suturas solubles y se cubren con un vendaje.

clinica-de-hernias002003.jpg
Dra. Martha Jiménez Arévalo y Dr. Juan Antonio Moreno Cruz / Médicos Especialistas en Gastroenterología. Puebla, Pue.
Consultorios en Clínica de Enfermedades del Colon, Recto y Ano y Hospital Betania . Citas al teléfono (222) 602.7751
Regresar a Inicio
Citas:
(222) 602 7751
Clínica de Hernias en Puebla
.